Con saludo de la Presidenta Michelle Bachelet partió la Consulta Nacional Indígena para la nueva Constitución

La Presidenta Michelle Bachelet inauguró el primero de 4 días de encuentro, el que permitirá definir los acuerdos para el proyecto de la Nueva Carta Magna que será enviado al Congreso.

Con dos rogativas, una Aymara y otra Mapuche, se inició esta mañana el Encuentro Nacional del Proceso de Consulta Constituyente Indígena en la sede del Sistema de Naciones Unidas en Santiago.

La ceremonia, que fue encabezada por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, junto al Ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, y la representante residente de las Naciones Unidas en Chile, Silvia Rucks, da comienzo a cuatro días de deliberaciones entre representantes de los nueve pueblos indígenas y posterior diálogo con el Estado, representado por el gobierno. De este proceso sugirán los acuerdos finales en materias tales como de el reconocimiento constitucional y la participación política, los que serán incluidos en el anteproyecto de nueva Constitución.

Son 139 los dirigentes indígenas, provenientes de todas las regiones del país, los que deberán concretar en conjunto con el Gobierno el contenido final de las medidas elaboradas luego del proceso participativo constituyente específico para los pueblos indígenas realizado entre agosto y diciembre de 2016, el que convocó a más de 17 mil personas.

En este contexto, la Presidenta Bachelet señaló que “hoy es un día de especial relevancia para la democracia y para el ejercicio de la soberanía popular, pero no como un principio teórico, sino como realidad capaz de dirigir el destino y las determinaciones del país, porque estamos dando inicio a la etapa final de la Consulta Nacional Indígena sobre la nueva Constitución. Y yo quiero valorar y reconocer la amplia participación que precede a este encuentro que hoy día se inicia, porque comprobamos que nada sustituye el propio compromiso en la deliberación sobre los asuntos que nos conciernen y así ha quedado demostrado en el proceso constitucional que vive Chile, y en el que se enmarca tanto el procedimiento constituyente indígena como la Consulta posterior”.

Y agregó que “hemos dicho que Chile somos todos, y que debemos ampliar su marco institucional y los derechos para que efectivamente quepan todos. Esto para mí no es un cliché: refleja nuestra convicción más profunda de que el país lo levantamos y lo construimos entre todos los pueblos que habitan esta tierra y que anhelan vivir en paz, en respeto y en reconocimiento sincero”.

Durante esta primera jornada los delegados participantes comenzarán a deliberar acerca de los temas que proponen cada uno de los 9 pueblos indígenas, y que fueron recogidos en la etapa participativa previa, realizada el año 2016 donde participaron 17 mil personas. Este año correspondía hacer la Consulta respecto de esas temáticas, que fueron debatidas en 123 localidades del país en las que se realizaron reuniones con la activa participación de representantes de comunidades y organizaciones tradicionales indígenas, encuentros que superaron las 6 mil personas y en los cuales fueron elegidos los actuales 139 delegados que asisten al Encuentro Nacional.

En esa línea, el Ministro Marcos Barraza sostuvo que “los 9 pueblos indígenas, hasta ahora no han tenido la posibilidad de tener consagración constitucional de sus derechos. Como Gobierno queremos dar ese paso. Esta consulta se construye en base a la buena fe, que significa que los pueblos expresan sus anhelos, sus sueños, sus expectativas y como Gobierno, y en representación del Estado, tenemos que acordar aquellas materias que tengan este rango constitucional para que se plasme en el proyecto de ley”.

En este sentido, el  secretario de Estado agregó que “tenemos toda la intención, la buena voluntad y buena fe de que construyamos una nueva Constitución, teniendo presente que este es un hecho histórico e inédito en la historia de nuestro país. Este proceso de Consulta Indígena es vinculante en la medida que existan acuerdo, así está establecido en el convenio 169 de la OIT”.

El proceso, definido por el Convenio 169 de la OIT, ha contado con el respaldo del Sistema de las Naciones Unidas, actuando como observador y garante. Del mismo modo, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) ha actuado como observador, y se ha contado con el apoyo de diversas entidades académicas y de la Universidad de Chile.

En su discurso, la representante residente de las Naciones Unidas en Chile, Silvia Rucks, destacó el carácter histórico de este proceso. “En muchos países se han desarrollado procesos de Consulta Previa en el marco de los instrumentos internacionales de derechos de los pueblos indígenas, pero una consulta previa específica sobre medidas para un cambio de nivel constitucional, con una multiplicidad de pueblos indígenas participantes, es un acontecimiento inédito. Esto implica, por cierto, una gran responsabilidad para los actores del diálogo. Lo que ocurra en estos días será un antecedente para procesos equivalentes en otros países, y su mayor o menor éxito será una referencia internacional de aquí en más”.

El encuentro se extenderá hasta el jueves 19 de octubre, y sus resultados serán entregados a la Presidenta Bachelet para que sean incluidos en el texto constitucional que enviará al Congreso antes de fin de año, concretando así por primera vez en la historia de nuestro país, el reconocimiento de los derechos culturales, económicos y políticos de los pueblos indígenas en una Carta Magna.

En la ceremonia inaugural estuvieron presentes la representante de Unicef en Chile, Hay Kyung Jun, el representante de la OIT en Chile, el director de la Oficina Internacional del Trabajo para el Cono Sur, Fabio Bertranou, el director del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Branislav Marelic; los Subsecretarios de la Secretaría General de la Presidencia; Víctor Maldonado; del Interior y Seguridad Pública, Mario Ossandon; de Evaluación Social, Heidi Berner; y de Servicios Sociales, Juan Eduardo Faúndez, además de los 15 Secretarios Regionales Ministeriales de Desarrollo Social